La madera de pino es una de las más utilizadas, principalmente por sus características: ya que es abundante, impregnable y fácil de trabajar.

Existen muchos tipos de especies de pino, los cuales poseen madera con propiedades y características para ciertos usos, veamos algunos ejemplos:

Pinus radiata D. (pino de Monterrey): utilizada para la fabricación de tableros contrachapados, tableros alistonados, tableros de partículas y tableros de fibras, así como en revestimientos, frisos o suelos de madera, carpintería de armar, mobiliario, embalajes de madera, madera laminada encolada o pasta de papel.

Pinus sylvestris L. (pino rojo): es la madera de pino más frecuente en la construcción y en obras antiguas. Sus usos son muy diversos: chapas decorativas, elementos estructurales, puertas, suelos, molduras, revestimiento, mobiliario, carpintería de exterior y de armar, postes, cercas o madera laminada encolada.

Pinus nigra Arnold (pino laricio): la madera de este pino suele usarse en la fabricación de puertas, ventanas, balcones y suelos. Además, se usa en la carpintería de armar, en la construcción naval, en pasarelas y puentes y en cajas de madera. En forma de madera en rollo, se puede utilizar para apeas de minas, postes y andamiajes.

Pinus uncinata Ram. (pino negro): este pino tiene un alto valor estabilizador en aludes y derrumbamientos. De su acícula se extraen esencias aromáticas usadas en sales de baño. La madera de pino negro es utilizada en general para carpintería y esculturas, además de ser utilizada como caja de resonancia en muchos instrumentos musicales y como leña.

Artículo creado con información de maderea.es.