MDF significa tablero de fibras de densidad media, del inglés medium density fibreboard, también conocido como DM.

Este tipo de tablero está fabricado a partir de fibras de maderas (aproximadamente un 85%) y resinas sintéticas comprimidas, lo que le aporta una mayor densidad de la que presentan aglomerados tradicionales o la madera contrachapada.

Ventajas:

El hecho de estar fabricado a partir de fibras de muy reducido tamaño, prácticamente polvo, permite que pueda ser tallada o fresada de manera similar a la madera maciza.

Una de las grandes ventajas del MDF frente a la madera maciza es su precio, mucho más competitivo.

No es necesario utilizar herramientas diferentes a la que podemos utilizar para trabajar con madera maciza o contrachapada.

La superficie de este tipo de madera es ideal para la utilización de pinturas y barnices.

Para conseguir un acabado perfecto es preferible utilizar pinturas a base de disolventes en lugar de pinturas al agua. El resultado es el mismo en todas las direcciones al no existir grano.

Es también un excelente soporte para chapas de madera con las que se consigue una apariencia de madera maciza.


Artículo creado con información de maderassantana.com.